sábado, junio 29, 2013

Boy Scouts de Chile y el terremoto de 1965


Al mediodía del domingo 28 de Marzo de 1965, se produce en Chile un  terremoto de magnitud 7.6 grados Richter, movimiento telurico que por su fuerza fue percibido entre las ciudades de  Copiapó  y Osorno. El epicentro se ubicó muy cerca de las ciudades de La Ligua y Petorca, en la Región de Valparaiso.

El sitio Catastros y Tragedias señala que "la situación más grave se produjo en el tranque de relaves El Cobre, de la mina El Soldado, perteneciente a la compañía Disputada de Las Condes, ubicado a unos 10 kms del pueblo de La Calera, cerca de la hacienda El Melón. En este lugar, y al parecer con el primer remezón del sismo, el tranque cedió originando una avalancha de 10 millones de metros cúbicos de fango, ácidos y residuos minerales provenientes de la mina. El aluvión bajó a una velocidad de 40 km/h y a los 15 minutos del sismo estaba cubriendo para siempre, con una capa de entre 2 y 5 metros, el pequeño e indefenso poblado, habitado por unos 150 a 200 mineros y agricultores, de los cuales sobrevivieron no más de 10, encontrándose posteriormente unos 35 cadáveres. El resto quedó literalmente bajo una tumba de material que rápidamente se solidificó de unos 10 kms de largo y 500 m de ancho. El tranque no contaría entonces con defensas apropiadas para eventuales derrumbes y sólo algunos sacos de arena, según reportes de la época, resguardaban a la población".

Esta reseña nos permite darle contexto a la imagen con la que parte este post. Se trata de una fotografía tomada el día 29 de marzo, en que se observa a cuatro boy scouts y un jefe, en plena labor de rescate del cuerpo sin vida de un habitante de El Cobre.

En La Biblia del Pueblo de Miguel Jordá, editado en 1978 (citado en el libro Catástrofes de Chile), podemos encontrar una directa referencia al accionar de estos anónimos héroes scouts:

De Cabildo hasta Los Andes
quedó todo destrozado
los terrenos agrietados
con ese temblor tan grande.
Y los niños con sus padres
quedaron todos en ruinas
pierden pavos y gallinas
y también todo el ganado
los pueblos mas afectados 
son San Felipe y La Ligua...
...
De boy scouts una brigada
trabajan con mucho empeño
no la doblegan  ni el sueño
a esta fuerte muchachada...

La imagen que precede, corresponde a una insignia de nuestra colección que recuerda la acciones efectuadas por miembros de la Asociación de Boy Scouts de Chile que prestaron colaboración a la población siniestrada.

2 comentarios:

Max Power dijo...

interezante, no lo sabia hasta ahora, bien hecho ;)

Jose Jara Vilugron dijo...

Estimado:

Tuve la oportunidad de conocer en persona al gestor y participante de este magnífico Servicio: Scouter José Aguirre Donoso, también conocido por su tótem "Halcón Rojo".

Halcón Rojo cursó sus Insignias de Madera Lobato y Scout en la década de 1960, asistiendo al menos a uno de esos cursos con el brasilero Leo Borges (D. J. C.). Fue autodidacta en varias disciplinas, entre ellas le encantaba la electrotecnia.

Con motivo del "Terremoto de El Cobre", se dirigió con sus Scouts a prestar servicio. Los uniformados "los miraron a huevo" a estos "niñitos vestidos de ESPECIALES, mandados por un ESPECIAL, vestido de niño" en primera instancia. Sin embargo, con su fuerza de carácter, interrumpió labores para primeramente DESENERGIZAR (eléctricamente) sectores inundados que contaban con los cableados antiguos (recubiertos de tela), que sin embargo, su aislación "dejaba de serlo" puesto que las moscas contaminaban dicha tela con sus 'heces' convirtiéndola en CONDUCTORA.

Halcón Rojo participó de la "Toma de la Casa Scout", fue impulsor de entre otros Talleres, del "Taller de Comunicaciones Scout" primeramente en Serrano 240 como así también continuó llamándose en la Asociación Unificada la Dirección de Publicaciones hasta la década de los 90s.

Vaya para Halcón Rojo mi humilde reconocimiento, puesto que en vida las instituciones Scouts de su País no lo hicieron en la escala que él merecía.

SLPS

El Kudú Hermano